Kickboxing

El kick boxing tiene sus orígenes en boxeo occidental, el karate japonés, y más recientemente en el muay thai, también llamado “thai boxing”.

Osamu Noguchi era hijo de un campeón de los Pesos pesados en Boxeo. Desde niño había practicado dicho deporte hasta que sufrió una lesión en la espalda y tuvo que abandonarlo. Se convirtió en promotor y organizador de peleas de boxeo en Japón y realizó varios viajes a Tailandia dónde conoció a Naront Siri, maestro de Muay Thai. Al tener también buenas relaciones con Masutatsu Ōyama, fundador del que sería el Karate estilo Kyokushinkai, decide organizar una pelea entre los thai-boxers y los karatekas de Oyama, entre los que se encuentra Kenji Kurosaki, mano derecha del propio Oyama. Una vez en Tailandia, se suceden tres combates; dos de los cuales los ganan los japoneses y el propio Kurosaki pierde contra el rival tailandés por un golpe de codo descendente. En ese momento, Noguchi comienza a planear la adaptación del Muay Thai en Japón; por lo que a principios de los años 60, Kurosaki, Siri y Noguchi llaman al nuevo deporte “Karate Boxing”, sin mucho éxito en Japón. No es hasta 1968 cuando al nuevo deporte se le llama Kick Boxing y se funda la primera federación en el mundo, en Japón.

Al principio, los lanzamientos y otros golpes propios del karate tradicional japonés, eran técnicas válidas en el kick boxing, así como; las técnicas de golpes de codo, los talonazos a las pantorrillas, además de las técnicas de retención de los brazos para golpear con las rodillas, que son válidas en el muay thai . Posteriormente, estas técnicas dejaron de ser usadas y consideradas como no válidas, en la nueva disciplina, de carácter puramente deportivo y competitivo.

La Asociación de Kickboxing se fundó en Japón poco después. El kick boxing fue un éxito, y se volvió muy popular en Japón, y pronto fue transmitido en televisión. Tadashi Sawamura fue uno de los primeros kickboxers más conocidos en aquella época. Cuando este se retiró, el “boom” pasó en Japón y el Kick boxing perdió su popularidad. El kick boxing no ha vuelto a aparecer en TV desde que el reconocido torneo K-1 comenzó 1993. En 1993, fue cuando Kazuyoshi Ishii (antiguo maestro de karate kyokushin, y fundador del Seidokan Karate) creó el torneo K-1 bajo unas reglas especiales de Kick Boxing (sin golpes de codo, y sin agarres al cuello). El Kick boxing volvió a hacerse famoso hasta nuestros días.

Full contact

El full contact-(contacto a pleno). ―también llamado kick boxing americano o full-contact karate― es un deporte de combate similar al boxeo y otras artes marciales, donde los participantes ―además de los golpes de puño― emplean patadas y barridos propios del karate, y del taekwondo. El objetivo es la puesta fuera de combate o nocaut (K.O., knock out) del oponente. Es similar al kick boxing, con la diferencia de que no se permite patear los muslos del oponente, de modo que todos los golpes y patadas solamente son permitidos arriba de la cintura, o bien a los tobillos como barrido.

El taekwondo y el full contact

El parecido entre el taekwondo y el full contact es muy grande, sobre todo en lo que concierne a las técnicas de pateo con giro. Sin embargo, la principal diferencia, aparte de la distancia de combate, es que el Full contact hace un manejo más fluido de los puños, mientras que en el taekwondo se limita el empleo de estos según la zona del cuerpo o la contundencia de la técnica. Por ejemplo, en el taekwondo WTF se puede golpear a pleno contacto con el puño solamente en la región del tronco más no a la cara, en cambio en el taekwondo ITF se permite golpear al tronco y a la cara, pero en esta última, marcando, y no a plena potencia. Aun así ambos estilos de taekwondo hacen un menor uso de los puños en comparación con el full contact, que usa técnicas de puño tanto del boxeo como del karate.

Otro parecido que tiene el full contact con el taekwondo (sobre todo con el taekwondo olímpico o WTF) es la contundencia de las patadas. En ambos deportes el pateo es a contacto pleno, aunque no es así en el estilo de taekwondo ITF. Tanto en el full contact como en el taekwondo olímpico se puede noquear. Aunque en el taekwondo WTF el K.O solo se permite con técnicas de patadas mientras que en el full contact se puede realizar tanto con patadas como con puños. En general, el taekwondo hace un mayor énfasis en las patadas, tiene una mayor diversidad de este tipo de técnicas y las combina con mayor fluidez y potencia. El full contact, aunque con una menor efectividad en lo que concierne al uso de las piernas, trabaja de forma más potente los puños y esto hace que en situaciones reales de pelea pueda resultar más eficiente o efectivo que el taekwondo. Sin embargo, hay que recordar que el arte marcial no lo hace solamente el estilo, sino también, quien lo practica.

Otra característica que comparte el full contact con el taekwondo, es que los combates en ambos deportes son por round y seguidas, es decir, no existe el punto y pare; como en Karate-Do. El taekwondo indiferentemente del estilo, tiende a tener un máximo de 3 round, mientras que en el full contact puede haber (según la categoría) más de 3 rounds y hasta 10 o 12 rounds, como en boxeo. Algunos aspectos del entrenamiento del full contact son muy parecidos al del taekwondo, como por ejemplo, el uso de paos y manoplas los cuales son muy típicos en el taekwondo para la práctica de patadas.

Juramento y reglas del practicante

Debido a que el full contact es un derivado directo del arte marcial tradicional japonés del karate-Do, y este a su vez está influenciado por el Budismo zen, y el confucionismo chino; se busca incluir una formación moral a sus practicantes. Esto se hace por medio de normas o códigos morales a tener en cuenta dentro y fuera de la práctica deportiva.

El código incluye:

  • Observar las reglas del full contact
  • Respetar a los profesores, superiores, semejantes e inferiores
  • No dar mal uso al full contact
  • Ser un campeón de la libertad y la justicia
  • Construir un mundo más pacífico